Atlus vuelve a superarse para traernos uno de los mejores juegos de rol jamás realizados.
Una nueva obra maestra ya disponible en nuestra tienda tanto en ingles como en su idioma original japones

Nueve años hemos tenido que esperar los fans de Persona para recibir una nueva entrega numerada de una de las series de juegos de rol más originales y bien construidas que se han realizado jamás. En todo ese tiempo, Atlus ha sabido entretenernos con diferentes spin-offs de su cuarta parte y con otros títulos de Shin Megami Tensei (no olvidemos que, a fin de cuentas, Persona no deja de ser un spin-off de esta saga), aunque nuestras ganas de jugar a una entrega completamente nueva seguían ahí y costaba calmarlas.

Por suerte, y tras una tortuosa espera de varios meses respecto a su lanzamiento japonés, por fin tenemos Persona 5 en nuestras manos, un juego tan bueno y pulido en tantos sentidos que nos cuesta realmente encontrarle algún tipo de pega. No solo estamos ante uno de los candidatos más firmes a convertirse en el mejor juego del año, sino también en uno de los mejores JRPG de la historia. Uno de esos juegos destinados a convertirse en un clásico instantáneo desde su mismo día de salida. ¿Los motivos? Solo tenéis que seguir leyendo.

Combatiendo la injusticia

El juego incluye numerosas secuencias de anime de una factura impecable para contarnos su historia.

Como podéis suponer, uno de los grandes puntos fuertes de este juego lo tenemos en su historia y narrativa, por lo que contar casi cualquier cosa sobre ella sería caer en spoilers, motivo por el que simplemente diremos que esta vez encarnaremos a un joven estudiante japonés acusado injustamente de un delito que no cometió, situación que le obliga a mudarse a Tokio.

Una vez en nuestro nuevo hogar, las cosas no tardarán en empezar a torcerse y descubriremos un mundo creado a partir de la consciencia de la humanidad, donde despertaremos un gran poder y nos convertiremos en una suerte de ladrones de guante blanco que se dedican a robar los corazones y deseos distorsionados de los malvados para provocarles cambios de conducta y que así admitan sus crímenes ante todo el mundo.

De esta forma, viviremos una doble vida compaginando nuestras aventuras en este mágico mundo sobrenatural con los quehaceres diarios de todo estudiante: acudir a clase, estudiar para los exámenes, salir con los amigos, invertir nuestro tiempo de ocio en diferentes actividades como ir al cine o leer un libro, etcétera.

Aquí tenemos que destacar lo mucho que nos ha gustado la trama principal, tanto por lo interesante que resulta y la gigantesca cantidad de giros argumentales que tiene (mucho ojo con esto en su segunda mitad) como por los temas tan delicados, adultos, humanos e incluso controvertidos que trata, algo que siempre hace con mucho tacto y buen gusto, lo que demuestra una madurez narrativa que, por suerte, cada vez se ve más en la industria gracias a juegos como este.

Otro punto y aparte serían sus personajes, quienes a pesar de caer a veces en ciertos clichés muy habituales de este tipo de producciones y animes, cuentan con una profundidad, evolución y un trabajo detrás enorme. Hasta el más simple de ellos tiene detrás multitud de matices y una historia tan elaborada como compleja, por lo que saben captar nuestro interés con gran facilidad y resulta extremadamente sencillo empatizar con ellos

La vida del estudiante

A nivel jugable volvemos a encontrarnos ante la misma fórmula que ya pudimos disfrutar en Persona 3 y Persona 4, por lo que viviremos un año escolar día a día teniendo que escoger lo que hacer en la mayoría de ellos. De este modo, nos tocará tomar multitud de decisiones para gestionarnos el paso del tiempo.

En nuestra mano queda decidir con quienes queremos quedar y relacionarnos, qué actividades practicar para mejorar nuestras habilidades sociales (necesarias para acceder a ciertos tipos de contenidos), cuándo ir de tiendas, decidir si queremos trabajar para sacar algo de dinero o cuál es el mejor momento para adentrarnos en el mundo sobrenatural de la consciencia para explorar mazmorras, cumplir misiones secundarias y entrenar.

La fuerza interior

Entrando en lo que son las mazmorras y los combates, lo primero que tenemos que destacar es que ahora los calabozos que la historia nos impondrá para avanzar en su trama (llamados Palacios) no son una sucesión de pisos con diseños generados de forma aleatoria. En cambio, esta vez tenemos unas mazmorras gigantescas y con unos diseños preestablecidos muy estudiados en las que tendremos que resolver puzles de todo tipo, explorar cada rincón en busca de secretos y del camino a seguir, etcétera.

Un estilo y buen gusto inigualables

Si hay algo que tenemos que reconocerle a Persona 5, además de todas las innumerables virtudes que ya hemos descrito, es lo irresistible que resulta a nivel visual, incluso a pesar de tratarse de un título desarrollado para PlayStation 3 como consola base. No, a nivel técnico no es un portento, pero lo que han conseguido los artistas de Atlus es algo que nos ha dejado con la boca abierta a cada paso que dábamos.

Conclusiones

Volvemos a repetirlo: Persona 5 es un juegazo. Si sus dos entregas anteriores ya nos conquistaron y nos hicieron pensar que la saga había tocado techo, Atlus ha querido demostrarnos lo muy equivocados que estábamos cogiendo la misma fórmula pero mejorándola a todos los niveles imaginables.

nota extraida de vandal.net

Deja un comentario